TRES TESIS SOBRE EL TRABAJO Y LA NUEVA CONSTITUCIÓN

SERGIO GAMONAL C.

Profesor de Derecho del Trabajo Universidad Adolfo Ibáñez, Santiago de Chile.

En este ensayo propondremos 3 tesis sobre el trabajo que pueden servir para la discusión del texto futuro de la nueva constitución[1].

Tesis 1. El trabajo no es una mercancía: una paradoja.

La Declaración de Filadelfia de la OIT, de 1944, expresamente manifiesta que el trabajo no es una mercancía. Pero, ¿qué quiere decir esto?

Por un lado, mercancía es “cualquier clase de cosas transportables que son objeto de comercio habitual”[2] y, por otro lado, el trabajo incide en “la entidad física, psicológica y moral que es el “hombre” al que se aplica ese título”[3]. Es decir, el trabajo es inseparable del ser humano que lo produce, de la persona en sí, por tanto si el trabajo es una mercancía implica que la persona o el ser humano es una “cosa”.

Nadie duda de la importancia del trabajo, el cual se configura como un medio de autorrespeto, como fuente de estructura y como orden en la vida cotidiana, además de ser un vehículo de autorrealización de los seres humanos[4].

Sin embargo, aunque todos concordemos con lo anterior, el trabajo se transa y se vende día a día en nuestra sociedad[5]. En otras palabras, nuestra postura frente al trabajo es paradójica, en cuanto “coexistencia ilógica de cosas” [6], porque el trabajo no es una mercancía, pero cada día es objeto de comercio como si fuera una cosa.

El derecho laboral no resuelve esta paradoja, sino que trata más bien de alivianarla, protegiendo al cosificado, es decir, al trabajador[7]. El derecho del trabajo protege a la parte débil, establece derechos mínimos e irrenunciables, estatuye una serie de obligaciones y límites al empleador, en fin, busca aminorar la competencia del factor trabajo dentro del mercado, con el fin de proteger al “vulnerable cosificado”.

Por eso puede definirse al derecho del trabajo “como un derecho anti competencia” [8] que busca liberar al trabajador de los rigores del mercado sin por ello ser anti mercado, es decir, el derecho laboral morigera los rigores de la paradoja. Se trata del derecho laboral socialdemócrata europeo del Estado de Bienestar.

Tesis 2. La libertad como no dominación.

Philip Petitt[9], Frank Lovett[10] y Robert Taylor[11], entre otros autores[12], han realizado un trabajo desafiante rescatando la perspectiva republicana desde una óptica contemporánea: el Neo Republicanismo.

Pettit defiende un concepto de libertad distinto a la clásica dicotomía entre libertad negativa y positiva[13]. Se trata de la “libertad como no-dominación”, que implica la ausencia de dominio por otros o ausencia de servidumbre en el lenguaje de la tradición republicana. La dominación se percibe en forma evidente en la relación entre el amo y el esclavo o el siervo, donde el amo puede interferir de manera arbitraria en las elecciones del dominado con total impunidad. La dominación no debe ejercerse para que exista, es decir, aunque el amo sea benévolo o dócil con el sometido la dominación y la posibilidad de interferencia arbitraria están siempre presentes[14].

Este autor coloca como ejemplo de poder arbitrario el despido caprichoso del trabajador, porque aunque el empleador sea un buen patrón, muy considerado con sus empleados, todos saben que frente a un conflicto pueden ser despedidos[15].

Es decir, la relación laboral es una ejemplo clásico de ausencia de libertad como no dominación, dado que las prerrogativas del empleador configuran un poder de interferencia arbitraria en el trabajador, lo cual se evidencia en el acoso sexual, en el mobbing y en el despido. Se trata, en la perspectiva Neo Republicana, de una forma de dominación que ninguna persona realmente libre debiera soportar.

Desde esta perspectiva, el derecho laboral expuesto en la tesis anterior es estéril[16]. Protege pero no libera. Por tanto, ¿qué proponen los Neo Republicanos?

Dos medidas. Por un lado, adoptar una renta básica que le permita al trabajador un derecho de salida o de renuncia (Exit) sin perjuicio patrimonial severo. Por ejemplo, esta es la propuesta de Petitt[17], Lovett[18] y Robert Taylor[19]. Sin embargo, esta perspectiva centrada en la Renta Básica Universal ha sido criticada, tanto por tener una visión limitada de las técnicas regulativas del derecho laboral como por ignorar la dominación estructural al considerar que la mera movilidad o Exit del trabajador permitiría liberarlo[20].

Por otro lado, una segunda propuesta es la de Alex Gourevitch, de ir hacia un sistema cooperativo, usando el poder estatal para regular el contrato de trabajo, limitando las jornadas, nacionalizando el transporte y las comunicaciones, redistribuyendo las tierras, el crédito y la propiedad para fomentar la creación de cooperativas dueñas de tiendas e industrias[21]. Es decir, efectuar una transformación radical de la actual economía de mercado.

Tesis 3. Una propuesta utópica: la superación del trabajo subordinado.

Una perspectiva más utópica es plantear la nulidad radical de cualquier relación laboral subordinada.

David Ellerman nos recuerda que los derechos fundamentales son inalienables[22] y no puede haber algo así como un “alquiler voluntario de personas” [23].

Es decir, la existencia del trabajo subordinado constituye un imposible contractual, en el sentido de que cualquier enajenación de la personalidad nos conduce a la nulidad radical de cualquier tipo de contrato que lo permita[24]. Este autor describe el contrato de trabajo como una ficción y un fraude a escala institucional, donde una persona plenamente capaz (el trabajador) acepta un rol legal menor de obediencia al amo (el empleador) [25].

No cabe duda de que la eliminación de cualquier tipo de trabajo subordinado va más allá de la propuesta de Gourevitch de ir hacia un sistema cooperativo (tesis 2), y de momento pareciera bastante utópica.

Conclusiones

¿Sobre qué tesis debiera debatirse la nueva constitución?

De las tres tesis expuestas la más atractiva es la de los Neo Republicanos, especialmente Alex Gourevitch y el cooperativismo.

La perspectiva de David Ellerman, como dijimos, resulta bastante utópica.

Sin embargo, la más factible es la primera tesis, la del derecho laboral anti competencia, la que intenta moderar la paradoja del trabajo no mercancía, pero transado diariamente. ¿Por qué es la más factible? Porque en la actualidad el cooperativismo planteado por Gourevitch e incluso la Renta Básica Universal de Petitt, Lovett y R. Taylor está lejos de ser una realidad en los países de capitalismo avanzado y con democracias consolidadas.

Es decir, nuestro país recién en el actual proceso está terminando con 200 años de autoritarismo y colonialismo. Por ello, difícilmente podrá avanzarse en escenarios utópicos en el texto constitucional. En otras palabras, con la nueva constitución por primera vez Chile dejará de ser un “país pulpería”, y la consagración de un derecho laboral en base a la primera tesis será por cierto un gran avance.

Como nuestra auto denominada elite local considera extremo cualquier cambio basado en el bien común que pueda afectar su patrimonio y sus privilegios, es relevante poner las cosas en su lugar y tener en consideración que un derecho laboral protector, en base a la tesis 1, es bastante moderado comparado con las otras dos tesis, y es el camino seguido por los países de capitalismo avanzado.


[1] Una cuarta tesis que no abordaremos es la del análisis económico del derecho en relación al derecho laboral, básicamente por su falta de seriedad, al pretender disfrazar argumentos facciosos y cuasi teológicos como ciencia exacta. Véase GAMONAL C., Sergio, “Derecho laboral, economía y pseudociencia”, Derecho y Crítica Social, 2017, Vol. 3(1), pp. 1-44.

Por otra parte, la confusión entre justicia y eficiencia fue criticada hace exactamente cincuenta años por John Rawls. Véase RAWLS, John, Teoría de la Justicia, Fondo de Cultura Económica, 1997, primera edición de 1971,  pp. 72-80.

[2] MOLINER, María, Diccionario del uso del español, Gredos, 2016, Cuarta edición.

[3] POLANYI, Karl, La Gran Transformación, Fondo de Cultura Económica 2003, primera edición de 1957, p. 123.

[4] ELSTER, Jon, “Desempleo y Justicia Local”, Revista Internacional de Sociología, 2003, N° 34, pp. 169-173.

[5] GAMONAL C., Sergio, Fundamentos de Derecho Laboral, Ediciones DER, 2020, Cuarta edición actualizada, p. 31.

[6] MOLINER, María, Diccionario del uso del español, Gredos, 2016, Cuarta edición.

[7] GAMONAL C., Sergio, Fundamentos de Derecho Laboral, Ediciones DER, 2020, Cuarta edición actualizada, p. 31.

[8] GAMONAL C., Sergio, Derecho individual del trabajo. Doctrina, materiales y casos, Ediciones DER, 2021, p. 18.

[9] PETITT, Philip, Republicanismo. Una teoría sobre la libertad y el gobierno, Paidós, 2020.

[10] LOVETT, Frank, “Domination and Distributive Justice”, The Journal of Politics, 2009, Vol. 71, Nº 3 y LOVETT, Frank, “Civic Republicanism and Social Justice”, Political Theory, 2016, Vol. 44, Nº 5.

[11] TAYLOR, Robert, Exit Left. Markets and Mobility in Republican Thought, Oxford University Press, 2017.

[12] Como por ejemplo SKINNER, Quentin, Liberty before Liberalism, Cambridge University Press, 2018, primera edición de 1998.

[13] GAMONAL C., Sergio, Fundamentos de Derecho Laboral, Ediciones DER, 2020, Cuarta edición actualizada, pp. 91-93.

[14] PETITT, Philip, Republicanismo. Una teoría sobre la libertad y el gobierno, Paidós, 2020, pp. 40-42.

[15] PETITT, Philip, Republicanismo. Una teoría sobre la libertad y el gobierno, Paidós, 2020, p. 85.

[16] GOUREVITCH, Alex, From Slavery to the Cooperative Commonwealth. Labor and Republican Liberty in the Nineteenth Century, Cambridge University Press, 2015, pp. 174-185.

[17] BOGG, Alan, “Republican Non_Domination and Labour Law: New Normativity or Trojan Horse?”, International Journal of Comparative Labour Law and Industrial Relations, 2017, Vol. 33, Nº 3, pp. 403-409.

[18] LOVETT, Frank, “Domination and Distributive Justice”, The Journal of Politics, 2009, Vol. 71, Nº 3, pp. 817-830; y LOVETT, Frank, “Civic Republicanism and Social Justice”, Political Theory, 2016, Vol. 44, Nº 5, pp. 687-696.

[19] BOGG, Alan, “Republican Non_Domination and Labour Law: New Normativity or Trojan Horse?”, International Journal of Comparative Labour Law and Industrial Relations, 2017, Vol. 33, Nº 3, g (2017), pp. 409-413.

[20] Las críticas son numerosas, por ejemplo, GOUREVITCH, Alex, “The Limits of a Basic Income: Means and Ends of Workplace Democracy”, Basic Income Studies, 2016, Vol. 11 (1), pp. 17-28; CABRELLI, David and ZAHN, Rebecca, “Theories of Domination and Labour Law: An Alternative Conception for Intervention?”, International Journal of Comparative Labour Law and Industrial Relations, 2017, Vol. 33, Nº 3, pp. 341, 343 and 358 y ss., y BREEN, Keith, “Non-Domination, Workplace Republicanism, and the Justification of Worker Voice and Control”, International Journal of Comparative Labour Law and Industrial Relations, 2017, Vol. 33, Nº 3, pp. 419-439.

[21] GOUREVITCH, Alex, “Labor Republicanism and the Transformation of Work”, Political Theory, 2013, Vol. 41, Nº 4, p. 597.

[22] ELLERMAN, David, Neo-Abolitionism. Abolishing Human Rentals in Favor of Workplace Democracy, Springer, 2021, pp. 15 y ss.

[23] ELLERMAN, David, “On the Renting of Persons: The Neo-Abolitionist Case Against Today’s Peculiar Institution”. Economic Thought, 2015, Vol. 4, 1, p. 14.

[24] ELLERMAN, David, “On the Renting of Persons: The Neo-Abolitionist Case Against Today’s Peculiar Institution”. Economic Thought, 2015, Vol. 4, 1, pp. 3-18.

[25] ELLERMAN, David, “On the Renting of Persons: The Neo-Abolitionist Case Against Today’s Peculiar Institution”. Economic Thought, 2015, Vol. 4, 1, p. 17.

Suscribete a nuestro Newsletter

Copyright © 2021 Todos los derechos reservados.