Noticias, doctrina
y jurisprudencia

derecho, por un lado, se ha hablado de que este nuevo tipo de expresión en la terminología normativa constituye una aberración para el lenguaje. Centrando las criticas y ataques en lo que popularmente se ha conocido como lenguaje “inclusive”, el cual en términos concretos consiste en el reemplazo de términos masculinos y mixtos determinados por su sufijo “o” y femeninos terminados en el carácter “a” por el nuevo sufijo neutro de la letra “e” o “x”
Como es de público conocimiento, la ley 21.226 vino en establecer un régimen jurídico de excepción para los procesos, audiencias y actuaciones judiciales, e igualmente para los plazos y el ejercicio de las acciones que en ella se indican, todo en razón del impacto de la enfermedad covid-19 en nuestro país.
Manuel Javier Rodríguez Erdoíza, es uno de los tres proceres más conocidos del periodo de la Independencia de Chile junto con Bernardo O’Higgins y José Miguel Carrera, los denominados “Padres de la Patria” (curiosamente, en Chile poco se habla de José de San Martín), en esa línea, Rodríguez se ha insertado en la memoria popular bajo la figura del guerrillero, se le conoce por sus hazañas durante el periodo de la Reconquista y, por cierto, por su célebre frase - “¡aún tenemos patria ciudadanos!” - entre tantas otras cosas que pueden mencionarse sobre tan notable personaje.
El proceso de emancipación generado en Chile en 1810, tuvo características muy peculiares y distintas a las presentadas en otras colonias de América debido a causas surgidas del propio carácter de su población, su constitución social, su idiosincrasia, su cultura y economía.

            En efecto, la topografía de su territorio, desierto por el Norte, la cordillera de los Andes por el Oriente, el extenso océano Pacífico por el Oeste y las inexploradas tierras por el Sur, generaba un aislamiento regional, que no favorecía el intercambio cultural con las otras colonias, y que estimulaba el desarrollo de sus ciudades y actividades productivas en el valle central, constituyendo la actividad agrícola la principal fuente de creación de bienes y riquezas.

Frente al eventual cambio constitucional al que nos aproximamos, conviene realizar algunas reflexiones críticas sobre la consagración de la no discriminación en nuestro ordenamiento jurídico, pues esperablemente, será uno de los pilares fundamentales de una nueva Carta Fundamental. Aunque nuestra Constitución no contiene una proscripción expresa general de discriminación, se ha entendido que la misma se encuentra en el artículo 19 Nº2 al referirse a la igualdad.