JUEVES 20 DE MAYO, LANZAMIENTO DE INTELIGENCIA SUR UNA IDEA INNOVADORA

Inteligencia Sur, es el nombre de la nueva consultora sobre Inteligencia Artificial fundada por Carlos Amunategui y Nathalie Walker, ambos reconocidos académicos e investigadores nacionales.

La tecnología ha llegado para quedarse, su acelerada dinámica se ha convertido en un desafío en toda serie de asuntos, y el derecho no ha sido la excepción, aunque los operadores nos movamos a una velocidad más pausada, pues la tecnología no da pausas, no espera cambios legislativos ni estudios de larga data, simplemente te deja atrás.

Lo anterior, parece no ser aplicable a la Consultora Inteligencia Sur, quienes han advertido en la Inteligencia Artificial un nuevo nicho de desarrollo de la disciplina jurídica, no solo desde lo académico, sino desde el ejercicio mismo, esa es la idea detrás de la Consultora Inteligencia Sur.

En esta nota pudimos conversar con su Socio y Socia fundadora, Carlos Amunategui y Nathalie Walker, quienes se refieren desde el origen de esta idea, el estado actual de la Inteligencia Artificial en Chile, hasta sus proyecciones con Inteligencia Sur.

“Intentemos no tan solo mirarlo desde el punto de vista académico sino que también abramos una consultora…… abrámonos un poco a lo que es el mundo real”

Fue la conversación que tuvieron los Socios fundadores de Inteligencia Sur Carlos Amunategui, académico e investigador de la Pontificia Universidad Católica de Chile y Nathalie Walker, académica e investigadora de la Universidad Andrés Bello, “esa fue la intención, darle aplicación a estos conocimientos que nosotros tenemos teóricos y darles una aplicación práctica”, comentaba Amunategui.

En cuanto al ejercicio de la profesión, “los estudios jurídicos –los bufetes de abogados– ya se están preocupando de analizar el vínculo entre IA y Derecho. Incluso, ya existen estudios especialmente creados para abordar este ámbito en Chile”, señala Walker, quien ve el panorama de la Inteligencia Artificial, como uno “promisorio y con amplias posibilidades de desarrollo, pero también con riesgos que hay que prever con la debida antelación y cuidado”.

Respecto al estudio de esta disciplina, “El ámbito de la Inteligencia Artificial es muy distinto a lo que es por ejemplo el campo del Derecho Civil tradicional, por ejemplo, mi texto sobre la Teoría de las Inmisiones tendrá más o menos una vigencia de 20 años más o menos, eso es lo que dura un buen texto de Derecho Civil, uno super bueno como es el de don Daniel Peñailillo “Los Bienes – La Propiedad y otros Derechos Reales” tendrá una vigencia de 50 años como mínimo. Y uno increíblemente bueno como es el de Claro Solar tendrá una vigencia de 100 años, ósea respecto a las vigencias en Derecho Civil son muy grandes, en Derecho Romano más largas todavía. En el caso de la Inteligencia Artificial en temas así tendrán una vigencia de 3 a 4 años, ya que luego quedan desactualizados”, señala su Socio Senior Carlos Amunategui.

Al ser consultados por los objetivos fijados por la consultora, “nuestra proyección como consultora es construir marcos éticos para que las empresas puedan integrarse al mundo de la Inteligencia Artificial y sus herramientas, desde una perspectiva jurídicamente correcta y éticamente sustentable” comentaba Amunategui, por su parte, Nathalie Walker nos comenta, “Nuestra meta es posicionarnos como un referente obligado en materia de asesoría a empresas y entidades, en áreas emergentes de la tecnología y de su expresión jurídica, tales como el empleo ético de los agentes artificiales; el sesgo algorítmico y no discriminación; la contratación mediante inteligencia artificial; la responsabilidad civil, la propiedad intelectual y otras materias vinculadas al desarrollo e implementación de inteligencia artificial y sus implicancias jurídicas”.

Así, la Consultora viene a posicionarse como una de las ideas innovadoras de este 2021, no solo desde la academia, sino en todo ámbito de cosas, a lo real, en palabras de Nathalie Walker, “Podemos constatar, sin mayores esfuerzos, que la inteligencia artificial está presente en nuestros hogares, como ocurre con la denominada domótica; se emplea en la contratación de personas (por ejemplo, en la revisión de currículos); en el ámbito bancario, para el otorgamiento de créditos a las personas; en el transporte, como ocurre con la conducción automatizada de vehículos); en el denominado “criptoarte”, a través de la noción de NFT, o tokens no fungibles, que permiten proteger la integridad y autoría de una obra digital; en la medicina: en las operaciónes quirúrgicas asistidas por robots; y una larga lista de aplicaciones que ya están en uso, junto a otras que aún no se desarrollan porque ni siquiera han sido imaginadas.

Finalmente, respecto al impacto que la Consultora pueda tener, y de que manera esta pueda influir en otros ámbitos relevantes para nuestra sociedad, concluía Amunategui, “es un buen medio porque nos permite “hacer todo”, ya sea organizar seminarios, brindar asesorías, participar en el proceso legislativo, colaborar respecto a temas normativos de distinto tipo, participar en políticas institucionales, entonces es muy potente para lograr influir y aportar en diversos ámbitos”.

Este jueves 20 de mayo a las 18:00 horas (Chile), la Consultora tendrá su lanzamiento con el invitado Juan Gustavo Corvalán Codirector del Laboratorio de Innovación e Inteligencia Artificial y Derecho de la Universidad de Buenos Aires y co-creador de Prometea, actividad que moderará Laura Barrios González, Subdirectora Tirant Lo Blanch.

Puedes inscribirte en el siguiente link https://www.inteligenciasur.net/eventos/

Suscribete a nuestro Newsletter

Copyright © 2021 Todos los derechos reservados.