Juan Martínez de Rozas ante el espejo cambiante de la historia

Las independencias americanas constituyeron una gran crisis que condujo a la  renovación del orden político internacional y desembocó en la creación de muchos Estados nuevos. En su origen se hallan profundas transformaciones económicas y culturales que recorrieron el mundo atlántico.

LA EMANCIPACIÓN CHILENA DE 1810.

El proceso de emancipación generado en Chile en 1810, tuvo características muy peculiares y distintas a las presentadas en otras colonias de América debido a causas surgidas del propio carácter de su población, su constitución social, su idiosincrasia, su cultura y economía.

            En efecto, la topografía de su territorio, desierto por el Norte, la cordillera de los Andes por el Oriente, el extenso océano Pacífico por el Oeste y las inexploradas tierras por el Sur, generaba un aislamiento regional, que no favorecía el intercambio cultural con las otras colonias, y que estimulaba el desarrollo de sus ciudades y actividades productivas en el valle central, constituyendo la actividad agrícola la principal fuente de creación de bienes y riquezas.