El Código Civil chino: pragmatismo, tradición y comparación

El Código Civil chino que entró en vigor el 1 de enero de 2021 es el primer gran código del siglo XXI y forma parte de un proyecto a la vez jurídico, político y económico. Por un lado, esto demuestra una vez más la centralidad de la codificación, que siempre tiene también un valor simbólico. Por otro, hay un cambio de perspectiva muy significativo: el código del siglo XIX, «este cuerpo de leyes destinado a dirigir y fijar las relaciones de sociabilidad, de familia y de interés, que los hombres pertenecientes a una misma comunidad tienen entre sí» (Portalis en Fenet, Recueil complèt des travaux préparatoires au code civilParís, 1836, 35) reivindicaba en su individualismo propietario «su profunda autonomía respecto al polo publicista, secreto fundamental de la armonía preestablecida y de la certeza estable de las relaciones intersubjetivas de la sociedad burguesa»