Corporación sin fines de lucro fundada  en Concepción y conformada por jóvenes de distintas Universidades, entusiastas de la disciplina jurídica, quienes luego de conocerse durante la organización y realización de diversas actividades académicas tales como, Seminarios, Congresos y Jornadas de Derecho Privado, decidieron unirse  para trabajar juntos con la finalidad de acercar el conocimiento a la comunidad jurídica y promover el estudio, investigación y desarrollo del Derecho, mediante diversas actividades de carácter académico

Últimas Columnas

La vida y los desafíos futuros de la humanidad no tienden a hacerse más simples, sino que muy por el contrario son crecientemente complejos, cambiantes, inciertos y trascienden las fronteras de las naciones.

Por dicha razón, el trabajo de la Convención Constituyente encierra enormes desafíos y responsabilidades en orden a proyectar el país y el mundo hacia  plazo. Indudablemente esa tarea requiere cuidar equilibrios de intereses y balance de criterios. En resumen, podríamos desear que la Convención realice así, una tarea más técnica, que política; de más pragmatismo, que de ideología; en que prime la razón, por sobre las emociones; guiada por más realismo, que ilusión; todo con una mirada unificada y de bien común para el Chile del futuro.

Con el proceso constituyente ya encaminado a la redacción de la futura Carta Magna del país, por medio de una Convención Constitucional integrada por representantes elegidos democráticamente y con espacio reservado para convencionales provenientes de los pueblos originarios de nuestra nación, es relevante considerar y ocuparse desde la perspectiva de las garantías fundamentales a consagrar en la Constitución, la posición, contenido y extensión que tendrá entre tales garantías el derecho de la seguridad social.
La oportunidad para repensar las bases del actual pacto social y político, reflejado en un texto constitucional verdaderamente democrático, ha dejado de ser una ilusión y se ha convertido en una realidad. Este hecho es de verdad trascendente, puesto que más allá de las reformas parciales - en la medida de lo posible - que ha experimentado hasta la fecha la Constitución Política de la República, persiste en la ciudadanía la percepción de que el texto vigente sigue manteniendo vivo y latente el ideario político, social y económico de la dictadura y, por lo tanto, la carga de deslegitimidad que arrastra la Constitución se ha convertido en un símbolo potente que dificulta avanzar en entendimientos democráticos que faciliten y promuevan una convivencia pacífica, justa y solidaria.

Equipo

Últimas Noticias

Inteligencia Sur, es el nombre de la nueva consultora sobre Inteligencia Artificial fundada por Carlos Amunategui y Nathalie Walker, ambos reconocidos académicos e investigadores nacionales. La tecnología ha llegado para quedarse, su acelerada dinámica se ha convertido en un desafío en toda serie de asuntos, y el derecho no ha sido la excepción, aunque los operadores nos movamos a una velocidad más pausada, pues la tecnología no da pausas, no espera cambios legislativos ni estudios de larga data, simplemente te deja atrás. Lo anterior, parece no ser aplicable a la Consultora Inteligencia Sur, quienes han advertido en la Inteligencia Artificial un nuevo nicho de desarrollo de la disciplina jurídica, no solo desde lo académico, sino desde el ejercicio mismo, esa es la idea detrás de la Consultora Inteligencia Sur. En esta nota pudimos conversar con su Socio y Socia fundadora, Carlos Amunategui y Nathalie Walker, quienes se refieren desde el origen de esta idea, el estado actual de la Inteligencia Artificial en Chile, hasta sus proyecciones con Inteligencia Sur.

Extensión

Cursos

Alianzas